La calidad y durabilidad de un mueble depende en mucho de los tipos de madera que hayamos utilizado en su fabricación. En este artículo vamos a conocer un poco más sobre esta materia prima, y las variantes que podemos encontrar en el mercado.

Usos de la madera

La madera procede del tronco y las ramas de los árboles y que se caracteriza por su flotabilidad, no se hunde en el agua porque su densidad es inferior a ella. Esta circunstancia no es general, existen algunos tipos, como son el ébano, la jatoba o el quebracho, cuya densidad supera  a la del agua, no siendo útiles, en consecuencia para ser utilizadas como elementos flotantes.

El ser humano conoce las ventajas de usar la madera como elemento de utilidad desde hace miles de años. 

¿Para qué se usa la madera?

  • La madera se ha utilizado desde épocas ancestrales para la fabricación de mobiliario. El mueble más antiguo del que se tiene constancia data del siglo XVI a.C. encontrado en la tumba de la reina Hetepheres del antiguo Egipto.
  • También se utiliza para crear objetos decorativos como esculturas, figuras o máscaras.
  • Un uso histórico de la madera es el de ser utilizada para fabricar piezas de utilidad, del ajuar doméstico (cucharas, cuencos, platos) y también juguetes infantiles o accesorios profesionales tales como reglas de medición, plumieres o lapiceros.
  • Como elemento de construcción, es material necesario para fabricar vigas de madera, suelos, contraventanas, y puertas, entre otros muchos objetos que durante siglos han sido considerados indispensables en la edificación de viviendas.
  • La madera, además, es un combustible de los llamados sólidos y ha sido utilizada tradicionalmente con esta función, si bien en la actualidad ha perdido mucho protagonismo, dejando paso a los combustibles de tipo fósil.
  • Por último, la madera sirve para producir celulosa, con la que se hace el papel y productos derivados.

Qué tipos de madera existen

Distinguimos entre madera natural y madera artificial.

La madera natural

Es la “tradicional”, la que podemos obtener directamente del árbol, serrando el tronco o ramas y convirtiéndola en tablones.

Diferenciamos, a su vez, según la dureza de esta materia prima entre duras y blandas.

Maderas duras

Son las características de árboles que crecen lentamente. Suelen ser más caras que las blandas, ya que al crecer tan lentamente el árbol, son más escasas. Son muy resistentes y su calidad es muy buena. Se suelen utilizar para la talla de madera, para la fabricación de muebles e incluso como combustible.

Algunos ejemplos de estas maderas son: el roble, haya, nogal, cerezo, olivo y fresno.

Maderas blandas

Los árboles de los que provienen estas maderas crecen con más rapidez que las de tipo duro. En contraposición con las anteriores, su precio es inferior, dada la velocidad de crecimiento del árbol. La vida de un tablón hecho con una madera de este tipo, es inferior a la de un tablón fabricado con madera dura. Típico de este material, es que produce más astillas que las anteriores, suelen tener que pintarse o barnizarse y la sensación de calidad de un mueble fabricado con ellas es inferior a la de un mueble hecho con haya, por ejemplo, o roble.

Veamos un ejemplo de nuestro taller de carpinteros en Zaragoza, la primera fotografía muestra un detalle de una vitrina realizada en pino aún en bruto, mientras la trabajamos en el taller. La segunda muestra el resultado final, un precioso mueble de madera de color blanco.

Madera de pino en bruto

Madera de pino en bruto

Tipos de madera, pino lacado en blanco

La misma madera de pino ya tratada

La balsa, el chopo, el abeto y el pino se encuentran dentro del grupo de maderas blandas.

La madera artificial

Las tablas de madera artificial se hacen a partir de virutas y láminas de madera. Y se utilizan en mayor medida para la fabricación de muebles.

Su principal atractivo es que son más económicas que las naturales.

Admiten diversas formas de presentación, como son:

  • Contrachapado: se encolan y prensan varias tablas de madera para obtener un tablón contrachapado.
  • Aglomerado: en este caso se utilizan virutas y madera triturada y se unifican con un aglomerante. Son idóneas para lacar, plastificar, pintar o barnizar.
  • Tableros de fibra: se utiliza una resina sintética para unir fibras de madera. El tablero de fibra más conocido es el llamado DM (tablero de fibra de densidad media) o lo que es lo mismo, Medium-density fibreboard (MDF).
  • Laminados: los tablones laminados se forman por una tabla artificial, a la que se le pega una lámina de madera o de plástico simulando la madera u otro tipo de acabado.

Como ebanista y carpintero en Zaragoza, trabajo todo tipo de maderas, desde las más nobles a las más discretas, pero no por ellos menos útiles. La madera es importante, pero la técnica también lo es, un armario a medida realizado con madera artificial puede ser duradero, resistente y tener un encanto especial que lo haga ser elemento decorativo importante de una estancia.

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat